domingo, 15 de diciembre de 2013

Derriban árboles centenarios en el área protegida de A Rocha

La tala, en la zona de obras del colector, fue paralizada por la policía

 

Las obras de instalación del colector principal de la ciudad entre Pontepedriña y la depuradora de Vidán está dando últimamente continuos sobresaltos en la zona de actuación. El último, ayer mismo, cuando las motosierras acabaron con varias unidades de arbolado.
Pero a la antigüedad de las piezas derribadas se añade el hecho aún más grave de que se han producido en las inmediaciones del futuro parque arqueológico de A Rocha. La Policía Local y el Seprona se personaron en el lugar y paralizaron la intervención.
Fue la Plataforma de Recuperación del Sar la que dio la voz de alarma al comprobar que había trabajadores de Sacyr (la adjudicataria del saneamiento) armados con máquinas taladoras. Se temieron lo peor y, efectivamente, al poco tiempo comenzaron a cortar árboles antiguos situados en las inmediaciones del área de los colectores, fuera de la franja de 16 metros de instalación de los mismos.
Inmediatamente, la plataforma denunció los hechos a la Policía Autonómica y a Seprona, que acudieron de inmediato al lugar y se encontraron con varios troncos de especies centenarias apilados en la zona. Al instante ordenaron la paralización de la tala y elaboraron un informe de lo acontecido.
En el área de arbolado existen robles, abedules, sauces y otras especies centenarias. Varias piezas ya han caído en la zona no autorizada. Pero caerán más dentro de la franja de actuación autorizada (varios de ellos sin necesidad), ya que la empresa tiene permiso para la corta, otorgado en el 2006, antes de que dos niveles de protección (Camino de Santiago y ámbito arqueológico) fuesen implantados en la zona.